PROMOCION DE LA SALUD EN EL ADULTO MAYOR

Queridos lectores, nos es grato dirigirnos a ustedes, por este medio tan versátil, novedoso y sobre todo disponible, como es el internet. Nuestro objetivo es brindar información sobre un tema de mucho interés para nuestra profesión, en lo que se refiere a enfermería comunitaria, en momentos que el mundo lo exige y es por ello la importancia de la ampliación de nuestros conocimientos.

Es por ello que los invito a participar en este espacio, donde encontrara temas sobre la promoción de la salud en el Adulto Mayor.

“Cuanto mas vieja soy, mayor parece el poder que tengo para ayudar el mundo; soy como una bola de nieve que entre mas rueda más crece” Susan B. Anthony.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

PROGRAMAS DE PROMOCIÓN DE SALUD PARA ADULTOS MAYORES

La promoción en salud es la modificación de las conductas humanas y situaciones del ambiente, o sea, no se puede modificar la conducta del adulto mayor sin considerar su entorno; esta promoción se manifiesta a través de acciones que directa o indirectamente promueven la salud y previenen la enfermedad.
Es poco habitual encontrar un adulto mayor sano, los estudios demuestran que tienen 2 a 3 enfermedades diagnosticadas en promedio, sin embargo en todos los programas del adulto mayor, en todas las guías clínicas e incluso en el examen de medicina preventiva del adulto no aparece la palabra “sano”, sino la palabra “funcional”. La promoción de la salud es una estrategia para mantener su funcionalidad y disminuir su dependencia y, por lo tanto disminuir la probabilidad de ingresar a una institución o aumentar las tasas de mortalidad, como lo muestran muchas investigaciones geriátricas .La promoción de salud involucra a tres actores: los usuarios, en este caso, los adultos mayores, los proveedores de salud y la comunidad.

Los adultos mayores son receptivos a las actividades de promoción de la salud, porque quieren tener buena calidad de vida y ser independientes; todas las actividades de promoción dirigidas a ellos son efectivas cuando se detectan tempranamente los problemas, pero no sirven cuando hay problemas de dependencia; en este sentido, la visita domiciliaria es una excelente estrategia. Es muy efectiva cuando se trataba de acciones de tipo preventivo; por lo tanto, es una buena estrategia, pero aparentemente es la más difícil de hacer.
La principales barreras para la promoción de salud son: primero, la estructura del servicio de salud a nivel de atención primaria, donde se exige cumplir coberturas y metas en la población asignada, de modo que la estructura no siempre permite disponer de los tiempos, espacios y actividades necesarias. La otra barrera es el tiempo de los profesionales.
-Modelos de prevención de discapacidad del adulto mayor:
Las actividades de prevención primaria se dirigen a fomentar la actividad física, la nutrición equilibrada, la estimulación cognitiva y el desarrollo y mantención de las redes sociales, que son fundamentales para lograr la independencia y mantener el estado de salud y la calidad de vida de los adultos mayores, entendiendo por redes sociales no sólo su familia, sino todo el entorno, su comunidad. Los clubes de ancianos y centros día que existen.
En la prevención secundaria, es importante efectuar un screening o tamizaje cada vez que el adulto mayor acuda al servicio de urgencia o a la atención primaria, a través del EFAM, que se ha incorporado por ley dentro de las garantías explícitas de salud y que apunta a discriminar entre aquellos adultos mayores que son independientes y aquellos que están en riesgo de perder su independencia.

La prevención terciaria se hace a través de la valoración geriátrica, un elemento muy importante que se caracteriza por ser multidisciplinario y multifactorial, y mediante la rehabilitación, en aquellos casos en que sea necesaria.

-Modelos para educación en salud:
 
Existen muchos modelos que tratan de entregar las herramientas necesarias para transmitir conocimientos, de tal modo que se logre cambiar la conducta y mejorar la funcionalidad. En el modelo racional de comportamiento, los profesionales de salud constituyen el agente de cambio, que entrega información correcta a través de lectura de materiales educativos cuya gráfica y colorido favorezcan la comprensión; sin embargo, este modelo no es tan efectivo, porque le falta lo que tiene el modelo relacional, en el cual el proveedor de salud ya no es un agente de cambio, sino que es un agente reconocido por la comunidad, que tiene credibilidad como cuidador del estado de salud dentro de ésta, de modo que no va al consultorio para entregar un contenido educativo o dirigir un taller de memoria o de estimulación cognitiva, sino que va al club de ancianos o a los lugares que ellos frecuentan, con el objetivo de incorporar en los cuidados a las redes sociales de los adultos mayores y hacer prevención en salud y promoción de un estilo de vida saludable.

El modelo de autocuidado de Dorotea Orem, define el autocuidado como las “prácticas que los individuos, grupos o comunidades realizan para mantener su vida, salud y bienestar”, lo que implica que se reconoce la capacidad del individuo en este caso al adulto mayor para desarrollar actividades de autocuidado; sin embargo para esto es importante que conozcan el proceso normal de envejecimiento.

Se ha demostrado que el concepto de sí mismo se relaciona positivamente con las prácticas de autocuidado: si la persona tiene clara su autoeficacia será capaz de desarrollar sus capacidades de autocuidado. También se ha demostrado que para un mejor manejo y control de la enfermedad y de los programas de promoción de salud se deben basar en el concepto de salud de los adultos mayores, en sus creencias y en sus formas de vivir

El rol de los profesionales de la salud en el modelo de autocuidado es guiar, acompañar, reforzar las prácticas de autocuidado y promover las habilidades. Los resultados se miden en términos de bienestar y buena utilización de los recursos de los servicios de salud. La educación en salud es una herramienta para lograr el autocuidado y la promoción de un envejecimiento saludable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada